El intenso temporal de viento y lluvia que anegó varias zonas de la Capital Federal y en especial del conurbano bonaerense, con un saldo de dos víctimas fatales en Tolosa, dará paso en las próximas horas a una fuerte sudestada que elevará el Río de la Plata en más de un metro y medio por sus niveles habituales.

Los barrios porteños de Villa Soldati y La Paternal fueron dos de los más afectados por el temporal en la ciudad de Buenos Aires, y en el primero de los casos los vecinos alertaron que es una situación que se viene dando desde que se realizaron las obras de la terminal de ómnibus Dellepiane y las de la Villa Olímpica para los Juegos de la Juventud.

En el conurbano, la región sur fue de las más impactadas por la virulencia del temporal, con numerosos anegamientos de calles en Avellaneda, Quilmes, Bernal, y Lanús, entre otras zonas, y con avenidas como Pavón que quedaron convertidas virtualmente en ríos, con el agua cubriendo de vereda a vereda.

La intensa lluvia dejó sin servicio al Premetro e inundó la estación Callao de la línea B del subte, además de generar inconvenientes en el tránsito, sobre todo en las primeras horas del día.
Los accesos a la Capital Federal se vieron también colapsados por el agua, al igual que varias de las principales avenidas.

Con el correr de la mañana, la intensidad de la lluvia fue decreciendo paulatinamente hasta cesar por completo, aunque perduró la intensidad del viento sur, que empujó al frente de tormenta hacia las provincias del norte de la de Buenos Aires.

Pese al cese del alerta meteorológico para el área metropolitana, el Servicio de Hidrografía Naval alertó que, como consecuencia de los fuertes vientos, se aguarda una importante crecida del Río de la Plata, que en algunos puntos superará en un metro sesenta centímetros su nivel habitual, para la madrugada del martes.

La advertencia puso en alerta a las autoridades de Defensa Civil de los municipios costeros ante la posibilidad de tener que actuar por la noche con evacuaciones.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) había emitido a primera hora de la mañana un alerta por «lluvias y tormentas intensas» para una amplia región del centro del país, aunque la situación fue mejorando con el correr de la jornada, salvo en la zona centro.

Según se explicó, una masa de aire cálido y húmedo prevalecía desde el domingo sobre el área de cobertura mientras que un frente frío se desplazaba hacia el norte, por lo que «la interacción entre estas dos masas de aire provoca lluvias y tormentas de variada intensidad».

A media mañana, el alerta por lluvias varió a otro por fuertes vientos, con ráfagas que podrían llegar a los 60 kilómetros por hora para el norte y este de la provincia de Buenos Aires, centro y este de Catamarca, noroeste y centro de Córdoba, centro y este de La Rioja, centro y este de San Juan, Norte de San Luis, Río de la Plata y Ciudad Autónoma de Buenas Aires.

LF