Este lunes, tres investigadores que indagaron en las causas, consecuencias y posibles soluciones para la pobreza estructural global fueron premiados con el Nobel de Economía, después de demostrar que con respuestas variadas y focalizadas se puede poner fin a este flagelo.

La Academia Sueca otorgó el premio al indio Abhijit Banerjee, la francesa Esther Duflo y el estadounidense Michael Kremer, investigadores destacados por su trabajo pionero para «aliviar la pobreza».

«La investigación realizada por los Laureados de Ciencias Económicas de 2019 ha mejorado considerablemente nuestra capacidad para combatir la pobreza mundial«, comunicó la Academia tras dar a conocer los nombres.

En solo dos décadas, su nuevo enfoque basado en experimentos ha transformado la economía del desarrollo, que ahora es un campo floreciente de investigación, agregó la organización al argumentar su decisión.

«Más de 700 millones de personas aún subsisten con ingresos extremadamente bajos. Cada año, cinco millones de niños mueren antes de cumplir cinco años, a menudo por enfermedades que podrían prevenirse o curarse con tratamientos relativamente baratos y simples», dijo la Academia.

Los reconocidos de este año han introducido un nuevo enfoque para obtener «respuestas confiables» sobre las mejores formas de combatir la pobreza mundial: dividieron este tema en preguntas más pequeñas y manejables, por ejemplo, las intervenciones más efectivas para mejorar la salud infantil.

LF