Compartir

Mientras gran parte de la población reduce gastos cotidianos y rema como puede para llegar a fin de mes, la diputada nacional de Cambiemos, Elisa Carrió, dio un polémico consejo para paliar la crisis: dar propinas.


“Yo sé que hay una desesperanza y que el impacto es sobre salarios. La primera recomendación que le hago a la clase media y media alta, es que dé propinas”, se animó a expresar.
Sin embargo, un mozo de la ciudad de La Plata la puso al descubierto y contó que la diputada le había dejado solo cinco pesos de propina cuando la atendió, hace un año y medio atrás.
“Me tocó atender a la señora Carrió. Recuerdo que no se comportó muy bien con el tema de la propina. Por lo menos acá donde se trabaja se deja un 10% de propina, ella hizo un buen gasto y me dejó cinco pesos y algunas monedas. Me sentía bastante indignado en el momento”, dijo Franco, un mozo del bar Drac, ubicado en calle 13 y 48 de La Plata.
En aquella ocasión, el gasto de la Diputada fue de alrededor de 300 pesos, lo que hubiese justificado una propina de al menos 30 pesos. Según lo relatado, Carrió había consumido una merienda completa junto a otras cinco personas.
“Me parece nefasta”, se descargó el mozo.

Compartir

Comentarios