El ex presidente Mauricio Macri fue escrachado por una pasajera mientras se encontraba junto a su esposa Juliana Awada en un avión de la aerolínea Avianca en Bogotá, Colombia.

Las imágenes fueron captadas por Constanza, la misma que se acercó al ex mandatario y le reprendió: “Ladrón, arruinaste al país. ¿No te da vergüenza?”.

Tras lo cual, Macri le responde de forma tajante: «No lo creo».

Posteriormente, la mujer dialogó con El Destape y contó: «Él iba en primera clase y mi hermana lo vio de casualidad cuando estaba embarcando.

Entonces pensé en enfrentarlo cuando subiéramos al avión, pero nos hicieron entrar por una puerta lateral para que no lo viéramos».

«Me mandé para que la primera clase sin que me vieran las azafatas. Logré decirle eso, filmarlo y me fui. La verdad que había poca gente en primera clase y nadie dijo nada», precisó.

No fue la primera vez que recibió escraches similares: en junio del año anterior, mientras visitaba la sede de la FIFA en Zurich, Suiza, para recibir el Living Football Award, un grupo de argentinos se acercó al vehículo que lo transportada y se hizo pasar por fanáticos.

Al bajar la ventanilla para tomarse una fotografía con ellos, uno de los integrantes le señaló: “Te queda poco, vuelve Cristina”.

El ex mandatario participó el pasado miércoles del panel en el V Encuentro Ciudadano para hablar sobre la importancia de la construcción de una Comunidad Económica Centroamericana, organizado por la Fundación Libertad y Desarrollo, que tuvo lugar en el Centro de Convenciones del Hotel Camino Real, de Guatemala.

En ese espacio compartió se encontró con los ex presidentes Luis Alberto Lacalle, (Uruguay 1990-1995), José María Aznar (España 1996-2004), y Felipe Calderón (México 2006-2012).

Durante su exposición, en la que hizo énfasis en los problemas severos que enfrenta la región latinoamericana, lanzó que el populismo «es más peligroso que el coronavirus» debido a la cantidad de consecuencias que le genera a la población, según su visión.

«Además ha desarrollado otro sistema de decir que ellos son los que representan al pueblo, que ellos necesitan gobernar sin contrapesos para poder imponer todas estas arbitrariedades que niegan el avance del mundo y de las tecnologías», expresó.

En ese encuentro de líderes, Macri remarcó lo que considera una de las grandes necesidades: «Aislados no tenemos futuro.

Tenemos que integrarnos y tenemos enorme futuro, enorme futuro si nos animamos a hacerlo».

Rodrigo Gauna