Compartir

Según la entidad, debían más de un millón de pesos. También intimó a otros 927.307 contribuyentes que registran impuestos impagos por sumas inferiores.

Casi 3.956 grandes deudores, entre los que se incluyen personas físicas y empresas en instancia judicial y prejudicial, que acumulan individualmente una mora superior al millón de pesos en concepto de distintos impuestos, fueron intimados por la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA).
Según el director de ARBA, Gastón Fossati, afirmó en un comunicado que la entidad busca que estos deudores regularicen su situación fiscal y paguen todo lo que deben.
“Si muestran voluntad de cumplir evitarán las consecuencias del cobro por vía judicial”, resaltó.
Por el contrario, indicó que si mantienen su condición de incumplidores, los morosos que ya están en juicio enfrentarán en los próximos meses la posibilidad de remates; en tanto que el resto, hoy en instancia prejudicial, quedará sujeto a medidas cautelares como inhibiciones y embargos para garantizar el recupero de deudas.
Explicó que “para ponerse al día los deudores tienen la posibilidad de adherir directamente por internet a un plan de pago en cuotas”, aunque aclaró que “esa opción de financiamiento no contempla descuentos ni bonificaciones”.
Recordó que “en ARBA” se eliminaron las moratorias que existían en el pasado porque van en contra de la equidad y la cultura tributaria. En nuestra Provincia los vecinos que se esfuerzan por estar al día siempre pagan menos que los incumplidores, y las bonificaciones que otorgamos benefician únicamente a los buenos contribuyentes”.
Los intimados tienen deudas que abarcan los diferentes impuestos bonaerenses, ya sea Ingresos Brutos, Inmobiliario, Automotores y Embarcaciones Deportivas, que en todos los casos se encuentran vencidas al 31 de diciembre de 2017.
Si se toma en cuenta el lugar de residencia de estos morosos, se observa que el mayor número habita en la Ciudad de Buenos Aires (1.137 contribuyentes intimados), Mar del Plata (214), La Plata (187), La Matanza (163) y San Isidro (114).
A la par de los grandes deudores, ARBA también intimó a otros 927.307 contribuyentes que registran impuestos impagos por sumas inferiores al millón de pesos, y la mitad de ellos son propietarios que poseen dos o más bienes con deudas fiscales.
En cuanto a la distribución territorial de este universo de morosos con menor rango de deuda, se destacan los que residen en la Ciudad de Buenos Aires (107.168 intimados), La Matanza (59.705), La Plata (47.286), Mar del Plata (44.455), Lomas de Zamora (29.045) y Lanús (29.020).
Fossati destacó que “avanzar contra el incumplimiento es la mejor manera de respetar el compromiso de los contribuyentes que mantienen sus impuestos en regla”, y explicó que “apuntamos a hacer más eficiente la recaudación y potenciar los recursos públicos que son los que contribuyen a mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos”.
Los deudores intimados podrán regularizar su situación abonando el total de lo que deben o adhiriéndose al plan de pago vigente, que brinda la oportunidad de acceder a un financiamiento en hasta 24 o 36 cuotas, según los casos.
Por otro lado, ARBA, anunció que a partir de junio dejará de imprimir y distribuir por correo las liquidaciones impositivas de aquellos contribuyentes que se relacionan con el organismo de forma digital, medida que alcanzará a los propietarios de 3 millones de inmuebles, vehículos y embarcaciones.
En ese sentido Fossati, explicó que “estamos avanzando en un proceso gradual para dejar de imprimir la boleta de Inmobiliario, Automotores y Embarcaciones”, y subrayó que “buscamos reemplazarla por un servicio digital mucho más eficiente, que aproveche al máximo las posibilidades que nos brinda la tecnología y evite los inconvenientes de la distribución postal”.
Destacó que “la boleta de papel surgió en la Provincia hace 126 años, creemos que es momento de jubilarla y sustituirla por un servicio acorde a la realidad que vivimos”, y puntualizó que “el formato digital nos permitirá reducir el consumo de papel, cuidar el medioambiente y ahorrar recursos que son de todos los bonaerenses”.
De hecho, al dejar de enviar las boletas en papel de impuestos patrimoniales correspondientes a 3 millones de bienes, la Provincia logrará un ahorro de $60 millones.
“En esta primera etapa dejaremos de imprimir y distribuir por correo el 30% de las liquidaciones impositivas y, progresivamente, seguiremos incorporando vecinos al servicio por mail y las distintas opciones que ofrecemos por internet, de manera de acelerar el proceso de modernización. Nuestra aspiración es ampliar el universo de contribuyentes digitales para que ya no sea necesaria la impresión de ninguna boleta”, detalló Fossati.
Con ese objetivo, ARBA promueve la adhesión de nuevos contribuyentes al servicio de boleta por mail, que permite acceder a las liquidaciones tributarias a través del correo electrónico. También fomenta el uso de otras herramientas web disponibles para celulares, tablets y computadoras, que facilitan el pago digital de los impuestos sin necesidad de utilizar papel ni recurrir al dinero en efectivo.
En la actualidad, ya reciben sus comprobantes impositivos por mail la mayor parte de los empleados públicos bonaerenses y los contribuyentes que se suscribieron voluntariamente al servicio. A ese universo, se le sumarán ahora quienes tributan Ingresos Brutos, las empresas que actúan como agentes de recaudación, los multipropietarios que pagan el Impuesto Complementario y aquellas personas físicas o jurídicas que tengan a su nombre más de 10 objetos (autos, inmuebles o embarcaciones).
Estos contribuyentes que migran al formato digital usan habitualmente la tecnología para comunicarse con la Agencia de Recaudación, ya que intercambian información mediante el domicilio fiscal electrónico, presentan declaraciones juradas vía web, utilizan el servicio de chat o realizan consultas y trámites a través de la aplicación ARBA Móvil para celulares u otras alternativas por internet.

Compartir

Comentarios