Durante el mes de diciembre y por expresas directivas del intendente Andrés Watson, se están llevando a cabo operativos de prevención para impedir la venta ilegal de pirotecnia en la vía pública, en comercios no habilitados para tal fin y en domicilios particulares.

 

Agentes dependientes de la Subsecretaria de Inspección General, Defensa Civil y de la Dirección General de Guardia Comunal, lograron la clausura preventiva de comercios y el secuestro de material pirotécnico tanto en los locales comerciales como en los domicilios particulares.

Vale mencionar que la pirotecnia es sumamente peligrosa porque puede causar graves lesiones y daños irreversibles que suelen derivar en ceguera, sordera, amputaciones y hasta riesgo de vida.

Las explosiones afectan sobre todo a niños, ancianos y gente convaleciente o sensible, tal como personas con síndrome de Down o Autismo.

Por otro lado, los fuegos artificiales también son peligrosos para los animales, ya que el miedo los hace alejarse del ruido, saltar desde terrazas y balcones, cruzar calles a ciegas o estrangularse con su correa.

 

 

AgenHoy Digital