La selección nacional presionó a la dirigencia de la AFA para que se suspenda el amistoso contra el seleccionado de Israel y que se hubiera jugado el sábado en ese país. Los jugadores recibieron todo tipo de pedidos, declaraciones, manifestaciones para que tomaran la decisión de no jugar. Ayer, el presidente de la AFA, Claudio Tapia, pidió perdón a la comunidad israelita y judía. Declaraciones encontradas entre cancillerías; presiones a Macri, EE.UU y la tensión en medio oriente. Todo esto, enmarcado en un contexto de represión al pueblo palestino en los territorios ocupados.


Fernando Romanazzo, es director de cine y documentalista; para dejar plasmada la situación que se vive en esas tierras realizó un documental, para ello recorrió gran parte de estos territorios.
El documental se llama ¡YALLAH! ¡YALLAH!, fútbol y sometimiento; pobreza y la alegría del deporte.
“Primera Mañana” dialogó con el cineasta para conocer la situación que se vive en Medio Oriente. «Los palestinos tiene un amor muy grande por la selección argentina y por Messi, en particular», A pesar de ello, «cuando se decide trasladar el partido a Jerusalén, para los palestinos paso de ser una cuestión futbolera a una política», dijo Romanazzo.
«Messi para los palestinos es un ídolo», «si hubiera jugado en un territorio en conflicto, para ellos hubiera sido una desilusión, se les hubiera caído un ídolo».
Escucha la nota completa:

Ezequiel Bértola