La venta del ArSat III, la desinversión en los proyectos pautados y la apertura hacia los operadores privados, han desactivado un negocio incipiente en un área estratégica para las comunicaciones.


“Primera Mañana” dialogó con el periodista Fernando Krakowiak, para conocer el detalle el tema.
“El principal cambio con el nuevo gobierno fue que se detuvo el proceso de lo que iba ser la construcción y lanzamiento del ArSat III y el plan de desarrollo satelital que había aprobado el gobierno anterior en noviembre de 2015 que apuntaba a construir más satélites”, indicó.
Escucha la nota completa:

Ezequiel Bértola