En lo que se presume que será una campaña con escasos aportes publicitarios por parte del empresariado, por el miedo que desencadenaron los cuadernos de Centeno, desde el Frente Renovador que lidera Sergio Massa pusieron en marcha una Academia de Formación Digital para encarar la propaganda partidaria.


La “Academia” es un espacio de capacitación sobre cultura digital destinado a los responsables de comunicación de los diputados nacionales, provinciales, intendentes y concejales. “Está bueno que cada dirigente puede tener las herramientas para hacer su propia comunicación, no es lo mismo la realidad de la Ciudad de Buenos Aires que la del Interior”, señalan los profesores.
Estamos en una época de la tecnología y la comunicación donde prácticamente todo pasa por las redes» (Diputada Valeria Arata).
En rigor, una tropa de expertos en nuevas tecnologías que enseñan cómo aprovechar al máximo las redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, Whats App, Snapchat, Telegram), pero también cómo hacer un sticker, para qué sirven realmente las notificaciones, qué es un bitly, cuándo conviene utilizar un emoji, como photoshopear una imagen o directamente cómo grabar y editar un video para publicar en Youtube.
La coordinadora general del proyecto es la legisladora bonaerense Valeria Arata. “Todos los medios de comunicación son importantes. En algún momento los medios tradicionales eran los únicos que había y hoy hay otro tipo de medios a los que hay que darle igual importancia. Estamos en una época de la tecnología y la comunicación donde prácticamente todo pasa por las redes”, explicó la diputada de General Alvear.
Como no podía ser de otra manera, las “clases” y explicaciones se difunde en un grupo de WhatsApp, la aplicación clave de la batalla electoral que se viene. “En su momento fue Facebook o los mails. Hoy el canal por el cual las personas reales sienten el contacto con otras personas reales es WhatsApp. Es una herramienta que se debe aprender a explorar de la mejor manera posible”, remarcó Laura López, miembro del equipo digital. La guerra del 2019 será WhatsApp.
Pero la campaña que se avecina también promete durísimos cruces en las redes públicas. El oficialismo cuenta por decreto con la base de datos más grande del país, segmentada, precisa y útil para direccionar mensajes: la de Anses. En el massismo admiten que Cambiemos corre con una ventaja. “Considerar que eso no es una realidad sería un error nuestro o de cualquier otro espacio que quiere llegar a los ciudadanos con ideas. En la Academia trabajamos mucho en proponer y trasmitir buenas prácticas de la comunicación y qué hacer cuándo un muro se llena de comentarios negativos”, contestan con bandera blanca.
“Es clave trabajar desde personas reales para personas reales. No tenemos activos sistemas automáticos de información, no tenemos trolls funcionando por ahí. No tenemos herramientas para llenar de volumen la red. Los que vivimos detrás del celular somos personas que padecen problemas reales, que van a votar candidatos cuando haya elecciones y eso sucede en el mundo real, la automatización no es un camino que nos sirva”, sentenciaron.
Por ahora la Academia cuenta con 85 “alumnos” de todo el país. No se rinde examen ni es obligatoria. Cuando surge una consulta de algún aprendiz, se analiza y, si corresponde, se comparte la solución con el resto del grupo, sino la respuesta llegará por DM. “Hay un ida y vuelta constante, pero las consultas son privadas para no ensuciar la conversación”, aclararon
Otro de los principales desafíos para los académicos serán las Fake News. El primer paso para combatirlas es desentrañarlas, conocer qué son y cómo neutralizarlas. Los expertos compartieron en el Grupo “Academia FR” un informe del MIT que indica que las noticias falsas se retuitean un 70% más que las verdaderas y otro estudio que asegura que el 80% de los argentinos creen que los medios tradicionales publican Fake News habitualmente. Creer o reventar.
El segundo paso fue compartir la opinión de expertos sobre el tema, como por ejemplo, una columna de Nathalia Restrepo, de RED/ACCIÓN. Luego, vino el video tutorial de “Maldito Bulo”, los policías españoles de Fake News más famosos del mundo.
La Academia forma parte del equipo de comunicación digital del FR. La otra pata de ese team lo integra la Mesa Digital, donde se cocinan los contenidos. “Ese es un grupo más amplio, donde se define la comunicación y de ahí se comparte para que se pueda difundir y llegar de manera orgánica a más gente”, explicaron los responsables del proyecto digital.
“La Academia y la Mesa la integran personas de carne y hueso, no usamos trolls ni bots, ni ningún sistema que replique mensajes. Buscamos tener una comunicación sana, no seguir fomentando la grieta ni los antagonismos que vemos diariamente en las redes”, completó la diputada Arata.

Noelia Gomez