Durante la era Macri se duplicó la cantidad de asalariados y jubilados que pagan Ganancias en los tres años de mandato de Cambiemos.
La última novedad en la materia ha sido la inclusión de casi 50 mil jubilados y pensionados al padrón de los contribuyentes de este impuesto, provocado a partir de una decisión del Palacio de Hacienda la semana pasada.


De acuerdo con la última información disponible, en diciembre de 2015 el fisco le retuvo anticipos de Ganancias a 1.175.478 contribuyentes, tanto trabajadores en relación de dependencia como jubilados y pensionados. En septiembre de 2018, esa cantidad sumaba 2.007.189. Los datos fueron extraídos del informe que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, realizó ante los Diputados en octubre pasado.
La cifra de asalariados y jubilados a los que se les deducen anticipos de Ganancias depende de los ingresos mensuales, y por eso varía mes a mes. Suelen crecer en diciembre y junio por el efecto del cobro del aguinaldo.
La cantidad de asalariados, jubilados y pensionados que pagarán Ganancias (se los conoce como Cuarta Categoría) este año crecerá por dos razones.
Los 47.600 jubilados y pensionados que se agregaron desde enero pasado al pago de Ganancias fueron el blanco de una decisión del gobierno nacional instrumentada por la Administración Nacional de la Seguridad Social. Según la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), “Hasta diciembre de 2018, el mínimo no imponible de seis haberes mínimos se aplicaba haber por haber, mientras que a partir de enero ese mínimo se aplica por beneficiario. Esto implica que beneficiarios de dos o más haberes inferiores al mínimo no imponible pasarían a pagar Impuesto a las Ganancias en la medida en que la suma de esos haberes sí supere el mínimo no imponible. Según las estimaciones de la OPC, este cambio implica que unas 47.600 personas deberán comenzar a pagar el impuesto a las Ganancias, lo que aportará una recaudación adicional de aproximadamente $ 1600 millones durante 2019”.

NG