Con la intención de bajar los robos realizados por “moto chorros”, se aprobó en la Legislatura Bonaerense un proyecto que busca endurecer los controles contra motociclistas. Los autores del escrito fueron Matías Ranzini, Carolina Píparo y Martín Dominguez Yelpo, quienes calificaron la Ley como una herramienta más para el Ejecutivo y los municipios en la lucha contra este tipo de delitos.


En este sentido, el diputado y presidente de la Comisión de Seguridad, Ranzini afirmó que «la media sanción al proyecto profundiza la política de seguridad del Gobierno, para trabajar más y más unidos con los intendentes de Cambiemos, del Peronismo, del Frente Renovador, de los Partidos Vecinales. Como lo viene haciendo Vidal desde que asumió».

«Más de 30 mil motos secuestramos en la provincia de Buenos Aires provenientes del delito, por eso con la aprobación de este proyecto contribuimos a la lucha que venimos realizando junto a la gobernadora y el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo», profundizó.

Dentro de los puntos más sobresalientes del proyecto, se designó que cada municipio deberá acordar junto al ministerio de Seguridad, la zona y horario dónde será obligatorio: chaleco identificatorio solo para acompañante, casco con identificación, posibilidad de prohibir el doble acompañante.
«Moto que se vea infringiendo la ley, moto que será secuestrada», añadió el legislador. «Son 60 días los que se tienen para acreditar titularidad de la moto, de lo contrario se compactará o donará», completó.

NG