El encargado de elaborar el proyecto que buscará aprobar el Ejecutivo es el Ministro de Defensa, Oscar Aguad. El fin es que los reservistas actúen en caso de conflicto bélico.

 

 

El equipo de civiles recibirá entrenamiento y estará a disposición de las Fuerzas Armadas en caso de que explote un conflicto bélico. Así, el Gobierno buscará capacitar a 10 mil efectivos, muchos de los cuáles llegarán como civiles sin entrenamiento previo. Asimismo, cobrarán una remuneración si se los convoca a entrenar una o dos veces por año.

Según trascendió, la idea es disminuir el servicio activo de militares.

El fin es que los reservistas actúen en caso de conflicto bélico, y una vez aprobado este proyecto se hará una convocatoria pública para que los civiles se sumen y reciban entrenamiento similar al de un soldado.

Carolina Bisgarra