*Por Alejandro Delgado Morales

El mix de adrenalina, contemplación de la salvaje naturaleza y diferentes atracciones que ofrece Puerto Iguazú con las cataratas como abanderadas tienen para los visitantes un potente complemento en la gastronomía. Desde las comidas tradicionales de Misiones, Paraguay y Brasil, hasta menúes de alto vuelo que atrapan a los paladares más exigentes. Un lujo del noreste argentino que es reconocido como tal en todos los idiomas.

Una rápida estadística ubica a los brasileños en primera fila de concurrentes a principales restaurantes locales, luego aparecen europeos y japoneses. Carnes, pescados y pastas, en ese orden, suelen ser especialmente buscados y es donde aparecen las sugerencias.

Una minuciosa recorrida de AgenHoy dio con dos puntos centrales en esta materia, en mérito a una conjunción de calidad de alimentos y atención. Así, se destacan El Quincho del Tío querido y La Rueda 1975, con propuestas que colmas las expectativas y demandas varias.

«El ganado en pie sale de Entre Ríos, llega a Buenos Aires para ser faenado y recibimos la carne en Puerto Iguazú vía aérea. Todo un proceso muy cuidado, que complementamos con un prolijo tratamiento para que todos los cortes y las achuras estén en su justo punto al ser ofrecidos», relató el gerente del Quincho, Juan Pögler, con el énfasis propio de quien vive con intensidad lo que hace.

Para pescados y pastas caseras, La Rueda 1975 es un espacio de alta calidad. Mariela, hija del matrimonio que concretó el emprendimiento gastronómico y sigue al detalle cada movimiento tanto en la cocina como en las confortables salas, puso de relieve el «permanente movimiento» de visitantes de distintas partes del mundo y el fortalecimiento «regional» Argentina-Paraguay-Brasil que viene registrándose.

Desde unas mollejas con papas a la crema en El Quincho, hasta un surubí a la Chardonay, las delicias están para ser acompañadas por las mejores propuestas de vinos cuyanos y salteños.

Dos propuestas con gran magnetismo y que suelen estar «a sala llena», como se dice en el teatro. Puerto Iguazú está lejos de Buenos Aires y de las coberturas periodísticas de la temporada veraniega, pero las miradas, los paladares y los aplausos emergen de múltiples nacionalidades.

Melisa Delgado Niglia