El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, afirmó que la actividad productiva del país “prolongó su desmoronamiento” y señaló que “no detectaron indicios de recuperación en el corto plazo”.

El empresario explicó que, tanto enero como febrero, “fueron meses muy malos” y que el deterioro resultó generalizado. “Antes, al menos un sector estaba mejor pero actualmente el desplome fue global. No se salvó nadie”, describió.

Posteriormente, Acevedo detalló: “las compañías que colocaban su producción en el mercado interno quedaron muy comprometidas debido a la pérdida del poder adquisitivo y la suba en las tasas impositivas representó otro golpe muy duro para el sector”.

DEA