El presidente de la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), Eduardo Fernández, criticó la reforma laboral que impulsa el Gobierno al asegurar que el proyecto disminuirá el consumo y apuntó contra los grandes empresarios.


“Es pegarse un tiro en los pies: disminuir todavía más la posibilidad de incentivar el consumo”, respondió Fernández al ser consultado sobre la iniciativa que impulsa el Ejecutivo con el respaldo de un sector empresarial.
El presidente de APYME aclaró: “Los empresarios no se manifiestan a favor de la reforma laboral, salvo el sector empresario concentrado”.
“Es un contrasentido prometer que la reforma va a traer reactivación. A la par se anuncian incrementos de tarifas, del transporte, de medicina prepaga y medicamentos”, se quejó.
Al hacer un balance de 2018, dijo que fue un año “muy difícil” que se vio reflejado en el “cierre de empresas y falta de expectativas”. En este sentido, explicó que la suba del dólar, las tasas de interés y la pérdida del poder adquisitivo hicieron “un combo perfecto para que la inmensa mayoría de las pequeñas y medianas empresas perdieran rentabilidad”.
Por último, se mostró con pocas expectativa de cara al futuro y afirmó que el año “empezó con un pronóstico peor todavía” que el de 2018.

NG