El presidente Mauricio Macri recibió hoy a familiares de víctimas de femicidios para hacer un seguimiento sobre el cumplimiento de la Ley Brisa, que otorga una reparación económica para los hijos huérfanos por la violencia familiar o de género.

El Presidente dialogó con cinco beneficiarios de la normativa que lleva el nombre de una pequeña que junto a sus dos hermanitos mellizos quedaron a cargo de su familia materna en Moreno, con muy pocos recursos, tras el crimen de su mamá, Daiana Barrionuevo, una joven de 24 años que fue asesinada a golpes en 2014.

Macri recibió a los familiares de víctimas junto a Fabiana Tuñez, titular del Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), quien por la mañana acompañó a Juliana Awada a una visita que hizo al Hogar de Protección Integral de Moreno, junto a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.

Tuñez informó que el Presidente «se interiorizó» sobre el cumplimiento de la Ley Brisa, y «si la reparación está llegando».

La funcionaria, precisó que «la conversación giró en torno a lo imprescindible que es la medida para las victimas colaterales».

Además, precisó que dos familias damnificadas «ya cobraron», haciendo hincapié en el caso de Brisa, donde los tres hermanitos están a cargo de una familiar que ya tenía tres hijos por lo que «le sirvió mucho» el beneficio otorgado por Ley, sancionada en diciembre del año pasado.

Macri también recibió a la hija de la joven jujeña Adriana Marisel Zambrano, que está bajo la guarda de su abuela, tras el asesinato de su madre, a cargo de su ex pareja José Manuel Alejandro Zerda, quien fue encontrado autor de «homicidio preterintencional» y sentenciado a tan solo cinco años de prisión.

Tuñez, consideró además que «la Justicia tiene que despertarse», por la demora de la resolución de algunos caso, como el de Quinteros, donde un menor está esperando que se le conceda la guarda a su abuela, para que pueda ser alcanzada por el beneficio de la ley.

LF