El titular de La Bancaria, Sergio Palazzo, analizó una dura situación para este 2019, año en el que la administración Cambiemos buscará revalidar títulos ante una coyuntura complicada. El dirigente gremial trazó un escenario por demás sombrío para los trabajadores y abogó por la unidad opositora y del movimiento obrero.


“Creo que va a ser un año de mucha conflictividad social, a partir de que el gobierno ha decidido que el ajuste pasa por los trabajadores, por los sectores que menos tienen, con una inflación descontrolada, una devaluación muy importante y un endeudamiento atroz que condiciona a este gobierno y al que venga”, analizó respecto de lo que deparará 2019, que, resumió, tendrá “un foco de conflictividad importante, más allá del año electoral”.
Sobre el rol del movimiento obrero rumbo a los comicios de octubre, el titular de La Bancaria afirmó: “O está con el proceso de Cambiemos, no sólo apoyándolo o siendo funcional, o decide jugar en contra de ese modelo político, económico y social que tanto daño ha hecho. El movimiento obrero tiene que definir claramente una posición”.
La respuesta de la política, dijo Palazzo, «es la unidad electoral y de acción». «Tiene que producirse una gran PASO entre todos los sectores que se dicen opositores al Gobierno, si realmente son opositores no hay que ser funcionales», sentenció y apostó por que el candidato salga de esas Primarias.

NG