Los trabajadores agrupados en los gremios del transporte ratificaron que no habrá actividad entre las 4 y las 7 del próximo martes. Realizarán asambleas simultáneas en empresa de todas las ramas del transporte terrestre, marítima y aérea.

La protesta se realizará tras la negativa de las empresas a pagarles el bono de fin de año. Demandan, además, que se modifiquen las escalas del Impuesto a las Ganancias y aumenten a los jubilados del sector.

El próximo lunes encabezará la comitiva de gremialistas que se reunirá con el ministro de la Producción, Dante Sica. El titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Juan Carlos Schmid, adelantó que la medida sólo se levantará si “el Gobierno ofrece una alternativa” a los reclamos del sector.

“La situación es muy complicada. Tenemos anunciado un ajuste del 15% en los ferrocarriles, en el marco de la política de déficit cero. Y déficit cero significa ‘despidos’”, aseguró el gremialista.

Se prevé que habrá demoras que se extenderán hasta más allá de las 7. Las asambleas del martes “es el paso previo” a una serie de medidas que se podrían intensificar, dijo el dirigente en declaraciones radiales.

Melisa Delgado Niglia