El cantautor consolidó la recuperación observada por sus médicos ayer, según el último parte brindado por el Hospital Ángel Padilla, en San Miguel de Tucumán, donde el cantante quedó internado tras su accidente.

En el día de su cumpleaños, el número 70, Denis permaneció “con dosis mínima de inotrópicos con adecuada diuresis (secreción de orina) y menor requerimiento de oxígeno”. Además, estipularon la evaluación de iniciar una etapa de “alimentación enteral en horas de la tarde”.

De todas maneras, el autor de “Te quiero Tanto” continuaba conectado a un respirador artificial y su estado crítico persistía “con pronóstico reservado” tras la caída del escenario a la fosa del Teatro Mercedes Sosa.

Su hijo, Federico Hoffmann, saludó a su padre por el nuevo aniversario de su natalicio. En días anteriores, lamentó los repudiables comentarios sobre la salud del compositor en redes sociales. “A todos los buena leche, el corazón de mi padre sigue latiendo con todos ustedes. Pasó una noche más…sigue peleando”, había dicho. Luego, agregó: “Cobardes comentadores, pésimos bromistas y otras alimañas, un gran hombre pelea por su vida. Si fuera tu viejo yo te daría una mano”.

 

Emmanuel Angelozzi