Claudio Lozano, Dirigente nacional de Unidad Popular y Coordinador del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas, dialogó con ‘Primera mañana’ sobre el año difícil y la creciente pobreza según últimos datos arrojados por un informe de la UCA.

El dirigente estuvo presente en la marcha del 24 de marzo por la verdad, la memoria y la justicia y reflexionó al respecto: «Tengo una gran felicidad de que todos los 24 en todo el país se llene de gente repudiando el genocidio de la dictadura, y también siento que cada vez son más los que participan de esas marchas sin siquiera haber sido parte en ese momento, porque hay una gran presencia juvenil que ni siquiera vivió esa época, y eso indica el triunfo político enorme en Argentina más allá de las cosas que faltan para saldar el tema de la impunidad. El salto cualitativo indica una consciencia popular», y agregó que «además fue un 24 muy particular porque se da en el marco de la gestión de Mauricio Macri; y uno puede hacer un ejercicio de la memoria colectiva y ver que hay muchos puntos de continuidad en la gestión de este gobierno respecto de muchas políticas implementadas en la dictadura, como políticas económicas, apertura al FMI, desindustrialización, etcétera».

«También hay que analizar el tipo el tipo de políticas impulsadas por la Ministra Patricia Bullrich, la construcción de un enemigo interno como el pueblo mapuche, para llevar adelante procesos represivos en el sur de la Argentina, con el objetivo de preservar las riquezas o las rentas de las multinacionales que depredan nuestros recursos naturales, volver a colocar a las Fuerzas Armadas en el conflicto interno; la situación que sucede ahora de querer establecer la inteligencia paraestatal como en el caso D’Alessio. Lo que pasó ayer no fue sólo un repudio al genocidio sino un repudio a este tipo de políticas», añadió el referente.

Un nuevo informe del Observatorio de la Deuda Social indica que en relación a 2017, hay 1.900.000 nuevos pobres y afecta al 31,3% de la población urbana, y a propósito de este alarmante dato, Lozano señaló: «El mismo presidente dijo en su momento que quería ser evaluado por la pobreza; si uno lo juzga, ya estaría procesado y sería culpable de la pobreza en la Argentina; desde que asumió no sólo no descendió sino creció».

«Si bien no hay datos oficiales, todos quienes llevamos este tipo de estudios y estadísticas, calculamos un 28% de pobreza al finalizar al gobierno de Cristina Kirchner. La UCA habla de que en el 2018, el número de pobreza sería 31%, a nosotros nos da 32% en el segundo semestre; pero en el último trimestre se ubicó en 35,9%», sostuvo y explayó: «Esto implica el resultado objetivo del derrumbe de la actividad económica producida en el marco del acuerdo con el FMI; según la UCA durante el 2018 fueron casi 2 millones de nuevos pobres, y en nuestra estimación, la cifra llega a 3 millones».

Asimismo, puntualizó: «Esto se da en el marco de políticas que amplían la desigualdad; ya tuvimos datos del INDEC que dan cuenta de que había 400 mil desocupados más, 130 mil ocupaciones menos que a finales de 2017, que se habían destruido unos 390 mil empleos de jornada plena y lo que había crecido eran 370 mil sub empleos y que se destruyeron más de 240 mil puestos de trabajo formales, y que en la práctica sólo crecieron los trabajos en negro».

 

Escuchá la nota completa:

 

 

Carolina Bisgarra