El fenómeno de la violencia familiar y de género continúa siendo un flagelo que afecta en especial a mujeres y niñas de la provincia de Buenos Aires, donde según datos oficiales se registra un femicidio cada cuatro días.

Esta realidad que cotidianamente reflejan las crónicas periodísticas como problemática social que se extiende a distintos puntos y escenarios del país, alcanza en el fuero penal de la provincia de Buenos Aires un porcentaje relevante (13,3%) de todos los procesos judiciales iniciados en 2018.

Según un reporte difundido hoy por la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, que encabeza Julio Conte Grand, los datos revisten relevancia en la medida en que transparentan que el principal móvil de la muerte violenta de una mujer es la violencia de género.

Así, las 102 mujeres víctimas de femicidio representan el 63% de la totalidad de víctimas femeninas de homicidios consumados en la Provincia: cada cuatro días se produce un femicidio en el territorio bonaerense y el 87% de las niñas víctimas menores de 16 años fueron asesinadas en el ámbito familiar.

Es decir que, ocho mujeres son asesinadas por mes en la provincia de Buenos Aires: el 98% de las víctimas conocía a sus femicidas y el 58,7% de ellos eran novios, parejas o ex parejas.

Al mismo tiempo, se resalta que hubo un leve aumento en los procesos penales iniciados por violencia familiar y de género: de 114.118, en 2017; a 116.535, en 2018; es decir, un promedio de 300 por día.

La última cifra representa el 13,8% del total de las causas instruidas por todos los delitos.

LF