Ale es un adolescente oriundo de Florencio Varela que improvisa versos calientes para narrar su realidad al Primer Mandatario argentino, Mauricio Macri. “¿Por qué no baja un día a caminar por los barrios?”, interpela el rapero y remata: “¡Venga, dé la cara! Díganos porque se esconde. No estoy mendigando, digo lo que corresponde”.

Palabras filosas para describir una realidad cruda que retumba aún más en la voz de un niño: con tan solo 15 años, elabora un relato que duele porque canta “lo que no les conviene”. “Era mentira cuando en la tele les decía que no iba a haber ajuste y que no devaluaría”, enumera para exclamar con bronca: “Yo no quiero promesas, a mí dame de comer”.

 

Emmanuel Angelozzi