Vecinos de Glew, partido de Almirante Brown, se concentraron ayer en inmediaciones del local comercial en el que fue asesinado por motochorros el almacenero del barrio, Simón Burgos Mamani.

Los vecinos advirtieron que está “todo el barrio unido” detrás del reclamo. “Pedimos seguridad y justicia por Simón, por su familia, por vos, por todos nosotros”, apuntaba otro letrero, portado por chicos y chicas de la localidad.

Simón tenía 60 años, fue asesinado de un balazo en el pecho cuando se resistió a un robo en su negocio, ubicado en General San Martín al 1800. El hecho tuvo lugar el sábado pasado.

Cuatro jóvenes ingresaron como supuestos clientes, a poco del cierre del comercio, cuando uno de ellos extrajo un arma de fuego y amenazó al comerciante para exigirle que entregara el dinero de la recaudación. Simón se resistió al robo y comenzó a forcejear con el asaltante, quien efectuó dos disparos, uno de los cuales impactó en el techo y el restante en el pecho de la víctima.

Los delincuentes huyeron en dos motos con las que habían llegado al lugar, mientras que el hombre fue trasladado a la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Almirante Brown, donde finalmente murió.

El hecho es investigado por la fiscal Silvina Estévez, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial Lomas de Zamora.

LF