El «Programa Nacional de Reparación Histórica» comenzó a regir el 22 de julio de 2016, y contemplaba un plazo de tres años, por lo que  se termina el tiempo para aceptar o rechazar el ingreso a ese Programa.

Sin embargo, quienes no hayan rechazado voluntariamente ingresar en el programa durante los últimos tres años, podrán hacerlo.

La decisión se tomó a partir de una resolución publicada en el Boletín Oficial, en la que se estableció «un canal de interacción personalizada con el beneficiario en el marco de la Ley N° 27.260, considerando las singularidades de cada caso, para aquellos que resulten comprendidos en la presente resolución».

«Aquellos beneficiarios que no hubiesen rechazado la propuesta podrán continuar con el procedimiento previsto» en el programa, remarcaron en la resolución 176/2019 de la Anses, que lleva la firma de su titular, Emilio Basavilbaso.

Según se explicó en el texto publicado en el Boletín Oficial, la medida se dispone a raíz de la baja en el inicio de juicios por haberes por parte de personas jubiladas, con lo cual «resulta conveniente establecer pautas a través de las cuales aquellos beneficiarios que quieran obtener una solución ágil a su reclamo cuenten con una respuesta personalizada que distinga las particularidades de cada uno» y «brindar al beneficiario herramientas de atención superadoras» para «evitar que el único recurso para el adulto mayor sea transitar un largo y costoso proceso judicial».

Según la Anses, a partir de la ley de Reparación Histórica se tramitaron «más de 886.480 expedientes judiciales» y se homologaron «727.112 acuerdos» de reajuste de haberes.

«Más de 1.353.000 beneficiarios recibieron un incremento en sus haberes y 540.000 jubilados pudieron superar el haber mínimo jubilatorio, siendo actualmente el aumento promedio producto de Reparación Histórica del 38%, y del 64% en personas mayores de 80 años», aseguraron.

También, remarcaron que «como consecuencia de ello, el Programa ha tenido una alta aceptación por parte de los destinatarios del mismo, ya que 7 de cada 10 adultos mayores decidieron realizar un acuerdo de Reparación Histórica».

Además, «en cuanto al inicio de nuevas demandas judiciales, se logró revertir la tendencia de ascenso medida hasta el año 2016, por una opuesta, que se profundizó en los años 2017, 2018 y lo que va del 2019, registrándose una reducción del inicio de nuevos juicios del orden del 55,54%».

Agenhoy