En medio de las tensiones financieras por las conversaciones con el FMI, desde La Plata reeditaron en las últimas jornadas el reclamo por los casi $25.000 millones del Fondo del Conurbano. Un pedido que volvió a ser mencionado por Vidal en su última reunión con Macri, en medio de la crisis económica y la adversidad política.

Cerca de María Eugenia Vidal dejaron transcender ayer que el Fondo del Conurbano es dinero «que le corresponde a la Provincia» y que serviría, en principio, «para bajar el déficit del distrito» y dejar las cuentas de la provincia más ordenadas.

Pero el martes, en las 2 horas y media que la gobernadora estuvo con el Presidente Mauricio Macri no hubo avances con ese reclamo.

En la Casa Rosada, de hecho, rechazan que el Fondo del Conurbano esté hoy sobre la mesa. «No hay plata y es inoportuno», subrayan. Otro foco de tensión.

Como informara ayer Infoplatense, la gobernadora María Eugenia Vidal arengó a sus funcionarios para que «no se den por vencidos» y salgan a buscar los votos para tratar de dar vuelta la elección en octubre, con un mensaje que marcó distancias con la Casa Rosada y dejó una frase sugestiva de cara al futuro: «hay que mostrar vocación de servicio sin un cargo» que asegure un sueldo a fin de mes.

Vidal encabezó una reunión del llamado «gabinete ampliado» bonaerense, que comprende a los ministros pero también a funcionarios de segunda línea, unos 300 interlocutores ante los que completó el diagnóstico sobre los resultados de las PASO y el «reseteo» de la campaña electoral en la línea de lo que había hecho la semana pasada, con intendentes y legisladores de Juntos por el Cambio.

Vidal y Macri estuvieron con el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, quien hasta hace menos de un mes respondía a las órdenes de la gobernadora y en un día donde el dólar se disparó y el Riesgo País pegó un nuevo salto, el Presidente y la mandataria bonaerense buscaron dar una señal de unidad para enfrentar al kirchnerismo.

No se trata de un tema menor si se tiene en cuenta que en la Casa Rosada creen que detrás del clima de incertidumbre que se vio en los mercados se esconde una embestida de Alberto Fernández y el Frente de Todos para complicarle la economía a Macri.

En este contexto, Vidal y Macri empezaron a revisar con Lacunza la posibilidad concreta de que haya un giro de fondos de la Nación a la provincia de Buenos Aires en concepto de actualización del Fondo del Conurbano. «No será todo pero algo puede ayudar», expresaron allegados a Vidal.

AgenHoy Digital