El titular de Infraestructura bonaerense, Agustín Simone reveló que el Gobierno de María Eugenia Vidal dejó de pagar a EDENOR los servicios brindados en escuelas y hospitales, en agosto, tras caer en las PASO.

“En la subsecretaría de Energía vinieron de Edenor para decirnos que se le debía la luz desde agosto en las escuelas y edificios públicos, de todos. Las escuelas llevan la mayor cantidad de energía y, en segundo lugar, vienen los hospitales. Nos sorprendió bastante”, explicó Simone al ser consultado por AM750 sobre el panorama encontrado en Infraestructura.

En este escenario, el Ministro sostuvo que «fue un denominador común el corte de pagos para llegar a diciembre” y que Edenor hoy reclama unos “1700 millones de pesos, por el corte de pago de factura y porque la Provincia en 2017 se comprometió a pagar la luz de los asentamientos y no lo hizo”.

Por otro lado, Simone explicó en una situación similar se encontraron en cuanto a las obras públicas. “En agosto se cortaron todos los pagos de infraestructura, servicios y a proveedores. Eso generó un parate en toda la obra pública que ya venía muy ralentizada. La situación es crítica porque hay mucho por terminar y pocos fondos”, sostuvo.

Según detalló el funcionario de Axel Kicillof, la deuda allí asciende a 11 mil millones en obras paradas y 5 mil millones en pagos pendientes, al tiempo que en las obras en curso se adeudan otros por 50 mil millones. “Esas se tendrían que haber terminado entre 2018 y en 2019”, explicó.

Agenhoy