“Volvieron los mismos que nos llevaron al desastre”, manifestó Máximo Kirchner

Compartir

En la localidad de Ensenada, próxima a La Plata, el kirchnerismo dio una fuerte muestra de capacidad de movilización y el alineamiento de los intendentes peronistas, en un plenario que el diputado nacional Máximo Kirchner cerró con un discurso cargado de críticas, ironías y chicanas hacia los gobiernos nacional y provincial. Y también a la Justicia. “Volvieron al gobierno los mismos que nos llevaron al desastre en el 2001”, dijo entre otros conceptos.


En la previa del acto que, según organizadores, convocó entre 25 mil y 30 mil personas, hubo señales de que la ex presidenta Cristina Fernández podría presentarse en el escenario, pero no ocurrió.
Entre otras expresiones de fervor kirchnerista, se leyeron mensajes desde sus lugares detención de Milagro Sala, Amado Boudou y Julio De Vido mencionados desde el palco como “presos políticos” lo que generó ovaciones y cánticos duros hacia el presidente Mauricio Macri. También se leyó un documento del presidente del PJ nacional, José Luis Gioja.
El plenario de la militancia kirchnerista había arrancado por la mañana con 15 comisiones simultáneas de trabajo que abordaron temas de género, educación, economía, derechos humanos y política internacional, entre otros y que tuvieron como expositores a Teresa García, Carlos Tomada, Axel Kicillof, Rodolfo Tailhade, Carlos Zaninni, Daniel Filmus, Martín Sabbatella, Mariano Lovelli, Andrés Larroque, Jorge Taiana, Mayra Mendoza y Mónica Macha, entre otros referentes nacionales y provinciales de Unidad Ciudadana.
El intendente anfitrión, el ensenadense Mario Secco, abrió el camino de los discursos duros al calificar a la gobernadora María Eugenia Vidal como “una fracasada” y señalar que “cuando se le acabe el blindaje mediático se sabrá que esta campeona de la seguridad no es capaz de poner un litro de nafta para un patrullero”.
Caída la noche, Máximo Kirchner cerró con un mensaje de su madre e instó a “responder al odio con amor y pensar en un espacio superador de lo que fue”. Entre otras críticas, mencionó “la dependencia del FMI, los despidos y el bullyng silencioso de la desigualdad” al tiempo que vaticinó que “todo va a ir cada vez peor porque en estos dos años vemos como destruye y se odia”. Y entre otras ironías deslizó que “para el presidente todos los días parecen domingo, sería bueno que lunes o martes empiece a administrar la Argentina”.
Por su parte La Cámpora llamó a “construir una mayoría lo más amplia y plural posible” con vistas a 2019 para “ofrecer a la sociedad un proyecto de país que sea no sólo superador del actual sino también del que concluyó el 9 de diciembre de 2015”.
A su vez, Máximo Kirchner repasó algunos fragmentos de libro ‘Economistas contra la democracia’ del frances experto en economía rusa, Jacques Sapir, donde asegura que los mismos que fueron protagonistas de la crisis de 2001 en Argentina intentarían retomar a la función pública en el futuro. “Volvieron los mismos que condujeron a Argentina al desastre de 2001 y volvieron a insistir con lo mismo”, remarcó.
Además, el diputado recordó al ex director del Banco Central, Federico Sturzenegger, quien fuera funcionario de la Alianza en 2001 y luego sobreseído por la Justicia en 2016 en la causa que lo investigó por el “Megacanje” que precedió al default y el final de Fernando de la Rúa. “En un mes perdió 20.000 millones de dólares, sin embargo, andará por ahí diciendo cómo deben hacerse las cosas”, acusó Kirchner.
Más adelante, en dirección a Comodoro Py y parte del periodismo, Máximo lanzó, “Para aquellos que están buscando los curros: el viernes en la Argentina se perdieron reservas por 18.000 millones de pesos. Son dos presupuestos y medio de La Matanza en un día. Y nadie dice nada”, sentenció. En ese sentido, se refirió a Macri como un Emperador que quiere ver presa a Cristina Kirhcner, y disparó: “No le va a alcanzar con perseguirnos. El Emperador dice algo y ahí sale corriendo el partido judicial con jueces que tuvieron más de 70 causas y pedidos de juicio político. Que nunca inauguraron nada, que nunca resolvieron nada. Pero que, para mantenerse, obedecen al Presidente. Entonces quieren poner a Cristina a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, como en las viejas épocas”, dijo el diputado.
Antes de finalizar, hizo referencia al déficit fiscal de varios países, lo comparó con la Argentina y advirtió sobre el énfasis del gobierno en presentarlo como origen de todos los males. “¿De qué vale que sea cero si tenés a más de la mitad de la población afuera?”. En ese sentido pidió fortalecer la industria nacional, y haciendo referencia a los discursos de los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner, Máximo señaló que “Los números tienen que cerrar con la gente adentro”, y enumeró los despidos de estatales en INTI, astillero Río Santiago, mina de Río Turbio, agencia Télam. “El problema no son los trabajadores públicos” agregó, y continuó: “El problema básico es el de la balanza de comercio exterior y la no administración de dólares del turismo”, destacó, y advirtió que “han dejado de administrar el país, lo liberaron”.
El plenario de la militancia contó con 14 comisiones de trabajo en donde se desarrollaron diferentes temarios, entre los que se encontraban mesas de debate en torno a la comunicación popular, la cuestión de género, la política internacional y la integración latinoamericana, el sistema previsional, y más. Entre los presentes se pudo observar tanto a intendentes como como Verónica Magario de La Matanza, Jorge Ferraresi de Avellaneda, Fernando Gray de Esteban Echeverría, Martín Insaurralde de Lomas de Zamora, entre otros. Además, estuvieron presentes referentes del kirchnerismo como Carlos Zanini, Oscar Parrilli, Carlos Tomada, Diana Conti, Jorge Taiana, Nilda Garré y Martín Sabbatella, más.

Compartir

Comentarios