La intervención multidisciplinaria efectuada por el municipio, en colaboración con la ciudadanía, posibilitó la restauración de la zona contigua a las vías férreas sobre el tramo de la calle Quinquela Martin en su intersección con La Meca: una acción que favoreció a los vecinos de Zeballos, Villa Esther y Don Orione.

El procedimiento desplegado permitió recomponer de 35 mil metros cuadrados en un área trascendental debido al enorme volumen de circulación peatonal y el permanente tránsito vehicular tratándose de punto geográfico estratégico debido a su conexión con diferentes barrios.

En la ocasión, el jefe comunal -Andrés Watson- dialogó con los varelenses y recorrió los lugares recuperados para supervisar la realización de las mejoras planificadas.

Las tareas ejecutadas consistieron en la optimización de los accesos mediante trabajos de desmalezado, descacharrización, cordoneo y forestación. Además, reconstruyeron las veredas empleadas por los frentistas para caminar, andar en bicicleta o realizar rutinas de ejercicios.

Utilizaron maquinaria de gran porte para remover montículos formados por desperdicios domiciliarios y recoger ramas acumuladas que generaban inconvenientes en el sistema de drenaje.

En simultáneo, emplazaron cestos de diferentes dimensiones donde verter desechos e instalaron cartelería con la leyenda “Prohibido arrojar residuos” para evitar la formación de basurales a cielo abierto.

Además, diversas carteras municipales instalaron sus stands: salud examinó el cumplimiento del calendario vacunatorio; Zoonosis para la inmunización y castración de mascotas; Desarrollo social, donde entregaban semillas de temporada.

“En este predio había un acopio permanente de basura. Detectamos la problemática y aplicamos acciones coordinadas para erradicarlo. Culminada nuestra labor, afrontamos el desafío de mantenerlo en buenas condiciones junto a la comunidad”, describió Beatriz Domingorena, Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable.  

AgenHoy Digital