Con el arribo de la temporada estival, la Comuna varelense refuerza las jornadas de prevención donde concientizar sobre la peligrosidad de bañarse en las cavas.

“Es fundamental informar a la población el riesgo que conlleva el ingreso a las tosqueras. Durante todo el año, realizamos campañas de difusión en establecimientos educativos, entidades y viviendas en barrios aledaños a esos sitios”, repasa el director general de Educación Ambiental -Hugo Zaracho-.

“Además, efectuamos relevamientos en el perímetro y revisamos las condiciones de la cartelería de prohibición para su acondicionamiento o reinstalación”, agrega. Por otra parte, aclara “la localización de los espejos de agua en predios privados”.

Por último, el funcionario explica que estos lugares, “aunque parecen lagunas calmas, son verdaderas trampas mortales”. “No sólo tienen cambios abruptos en el nivel en pocos metros, sino que también poseen un tipo de suelo limo-arcilloso que impide hacer pie”, indica.