El presidente Alberto Fernández aseguró que Bolivia respetará el contrato vigente en cuanto a la provisión de gas. Esto permitirá recibir 14 millones de metros cúbicos (MMm3) diarios como en 2021. Resaltó que en el caso de un incremento en la producción de los yacimientos del vecino país la Argentina "tendrá prioridad".