La reunión por videoconferencia duró más de tres horas y obedece al crecimiento de casos registrado por fuera del sector del conurbano bonaerense.

Durante el encuentro analizaron la evolución de la curva de contagios y el nivel de ocupación de camas en los distritos más comprometidos. Y repasaron las instancias de abordaje para el manejo de los focos que pudieran aparecer en las próximas semanas.

“Estamos en un momento bisagra de la pandemia. El Gran Buenos Aires está atravesando una fase de relativa estabilidad. Por el contrario, en el interior de la Provincia se empieza a vislumbrar una fase de crecimiento moderado de los casos de Covid”, señaló Kicillof.

Al respecto, subrayó que “la tendencia de expansión del virus es similar a la que se vivió en otros países. El origen se dio en las ciudades capitales, con mayor densidad poblacional, y luego se diseminó al resto del territorio”.

Kicillof indicó que en ese contexto están tratando de generar “un sistema de tratamiento unificado, planificado y coordinado. En el que se considere al sistema sanitario de la Provincia como uno sólo y se compartan los recursos entre todos los municipios”.

En tanto, el ministro de Salud, Daniel Gollan, volvió a poner a disposición “todas las herramientas para el rastreo, detección, aislamiento y tratamiento de los contagiados”.

“No podemos permitir que el virus se siga expandiendo. Estoy convencido de que si seguimos haciendo este esfuerzo conjunto la Provincia superará esta pandemia”, agregó el funcionario.