La propuesta tiene por objetivo generar conciencia sobre la importancia del cuidado del ambiente.

Con el objetivo de seguir generando conciencia sobre la importancia del cuidado del ambiente, la Municipalidad de Berazategui puso en marcha un sistema de compostaje, fruto de un trabajo coordinado entre la Secretaría de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y la Dirección de Ambiente y Desarrollo Sustentable. Gracias a este sistema, en el Centro de Acopio y Reciclaje N° 1 de Río Encantado se compostan los residuos orgánicos de todas las verdulerías del barrio.

Sobre la medida, el director de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Andrés Piccinini, explicó: “Este año arrancamos una experiencia piloto de compostaje, donde capacitamos a un grupo de 6 personas perteneciente al Programa ‘Berazategui Recicla’ que compostan los residuos orgánicos de verdulerías del barrio Río Encantado. Es decir que recogen los residuos y los transforman en compost, un abono orgánico para la tierra”.

En el mismo sentido, Piccinini amplió: “Los residuos orgánicos son todos aquellos que vienen de la naturaleza y se convierten en desechos: frutas, verduras, huevo, yerba, etc. Si los tiramos a la basura generan mal olor porque se pudren; en cambio, si los depositamos en una compostera se genera un proceso por el cual la misma naturaleza los convierte en tierra fértil”.

La iniciativa surgió para tratar los desechos orgánicos, que representan el 50% del total de los residuos, ya que hasta el año pasado, Berazategui Recicla  procesaba únicamente los residuos reciclables (plásticos, vidrio, cartón, etc.). De esta manera, una vez finalizada la prueba piloto, está previsto implementar este sistema de compostaje en distintos Ecopuntos de la ciudad y que los vecinos puedan acercar sus residuos orgánicos además de los reciclables.

Asimismo, otro de los proyectos que están impulsando es el compostaje en escuelas. “Estamos ideando un programa junto a la Secretaría de Cultura y Educación, el Consejo Escolar y la Jefatura Distrital, donde brindaremos composteras, entre otras cosas, a las escuelas para que las chicas y chicos aprendan esta práctica y la puedan replicar también en sus casas”.