En declaraciones radiales, el Ministro de Seguridad Sergio Berni hizo referencia al herrero Adolfo Ríos, de 71 años, quien fue beneficiado con arresto domiciliario aunque está imputado por homicidio agravado; “no se levantó con la intención de dañar a nadie y fue agredido por cinco delincuentes”, agregó.

El ministro de Seguridad de Buenos Aires, Sergio Berni, consideró este martes que el jubilado de 71 años que mató de un balazo a uno de los delincuentes que entró a robar a su casa del partido bonaerense de Quilmes actuó en “legítima defensa” y cuestionó el accionar de la Justicia en el tratamiento de estos casos.

“No se levantó con la intención de dañar a nadie y fue agredido por cinco delincuentes”, dijo al referirse al episodio que involucró al herrero Adolfo Ríos, de 71 años, quien ayer fue beneficiado con arresto domiciliario aunque está imputado por homicidio agravado.

El ministro reprochó el tratamiento judicial a estos casos, al sostener hay “una crisis de justicia muy importante que tiene que ver con liberar a los presos”.

“Cuando se libera a un delincuente se sabe lo que pasa. Hay un hartazgo en la sociedad por la inacción de la Justicia que ve que se cuidan los derechos de los delincuentes y no los de ellos”, manifestó Berni.

En este sentido, consideró que “la Justicia es lerda y perezosa, que reacciona más a los comentarios de la vida mundana que a los principios de la justicia; por eso no funciona”.