El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, aseguró  la necesidad de estudiar la legalización del consumo y la comercialización de todas las drogas. “Hay que cambiar el paradigma de la lucha contra el narcotráfico”, indicó.

“El camino no es profundizar este camino de lucha contra el narcotráfico. No soy hipócrita o demagogo, tenemos que sacarnos la careta. Hay que cambiar el paradigma y estudiar la legalización y la comercialización para el uso personal (de drogas)”, opinó el titular de la cartera de Seguridad en diálogo con el periodista Luis Novaresio para su programa Luis Novaresio.

El ex secretario de Seguridad nacional se encargó de remarcar que para él, “el narcotráfico y el consumo son cosas distintas”, y argumentó: “La consecuencia del narcotráfico no es el consumo. Las consecuencias son la violencia, la corrupción y la ruptura del orden social de los lugares en donde se enquista el narcotráfico.

 El problema de la droga es otro, es un problema de salud pública”. Berni asimismo cuestionó: “Nos pasamos años hablando de narcotrafico y aún no pudimos generar los mecanismos para que aquel que consume no vaya preso”. Y acotó: “Detener a una persona no punible es tiempo, plata y esfuerzo que se pierde. Si ese esfuerzo se implementa en la mejor acción para tratar la adicción, que es la prevención, los resultados serían mejores”.

 La jurisprudencia dice que está legalizada de facto la tenencia de drogas para consumo personal, que no es delito”. Y completó: “Una cosa es legalizar el consumo y otra cosa es legalizar la comercialización. Si vamos a legalizar la comercialización de una droga ilícita, ¿por qué hablamos de marihuana y no de todas las drogas?”.

 En junio de 2019, antes de las PASO y de convertirse en el presidente de los argentinos, Alberto Fernández había manifestado su postura en cuanto a la legalización de las drogas. En una entrevista radial hace meses atrás, consideró: “Hemos intentado con la guerra contra el narcotráfico, pero no hemos resuelto las adicciones, que tienen distintos niveles. Algunas son más dañinas para la salud humana, pero otras son menos nocivas que el tabaco y circulan entre nosotros. Ahí tenemos que dar una respuesta sensata”.

 Por primera vez, dos ministerios dicen estar a favor de la regulación del cannabis “No tenemos que perseguir a los fumadores de porro”, sino que la solución en estos casos sería “actuar con sensatez”, añadió al tiempo que señaló: “Percibiendo el tema así, creamos un mercado negro perfecto para los narcotraficantes, que arruina la vida al pequeño consumidor”. “Esto hay que revisarlo; y no lo digo yo, lo dice Naciones Unidas. No hablo así de drogas duras o artificiales. Hablo puntualmente de la marihuana. Cuando uno revisa, lo único que hay que corroborar es el fracaso de la guerra contra la droga”, concluyó el Presidente.