La medida impide que los comercios puedan cobrar con tarjetas de crédito desde cualquier billetera digital. El organismo monetario, además, resolvió que el sistema Debito Inmediato (Debin) siga funcionando hasta el 1 de marzo de 2024.

El Banco Central (BCRA) pospuso este jueves  y hasta el 1 de febrero de 2024 la entrada en vigencia de la interoperabilidad de los códigos QR para que los comercios puedan cobrar con tarjetas de crédito desde cualquier billetera digital.

Además, de manera paralela, resolvió que el sistema Debito Inmediato (Debin) sigua funcionando hasta el 1 de marzo del próximo año.

Las medidas fueron dispuestas durante la reunion de Directorio del organismo monetario.

“La entrada en vigor de la interoperabilidad de los códigos QR para que los comercios puedan cobrar con tarjetas de crédito desde cualquier billetera fue postergada hasta el 1º de febrero de 2024″, precisó el BCRA en un comunicado.

De acuerdo a lo expresado en el escrito, la iniciativa que regirá desde el segundo mes del año entrante, “tiene como objetivo mejorar la experiencia de las personas usuarias y de los comercios, potenciar la interconexión de los sistemas de pagos y prevenir la existencia de maniobras monopólicas”.

Por otro lado, las autoridades del BCRA decidieron que “las personas que usan el Debin recurrente para fondear cuentas propias de proveedores de servicios de pago, y están familiarizadas con el producto, tendrán tiempo hasta el 1º de marzo de 2024 para realizar la migración a transferencia inmediata pull (TIP)”.

Los nuevos usuarios, en cambio, a partir del 1º de enero de 2024, deberán vincular las cuentas a través de transferencia inmediata pull.

“La medida busca que los clientes de las billeteras (bancarias y no bancarias) acostumbrados a usar Debin recurrente para ingresar fondos, cuenten con un mayor plazo para familiarizarse con el nuevo instrumento y puedan completar la migración de una forma que no afecte su experiencia”, sostuvo el BCRA.

La interoperabilidad de los QR y el fin del sistema Debin es una pulseada que los bancos comerciales y las fintech (principalmente Mercado Pago) vienen manteniendo desde hace varios meses.

Con los anuncios de este jueves, el BCRA pospuso por tercera vez la entrada en vigencia del nuevo sistema.

La iniciativa implicará que la principal empresa proveedora e impulsora de códigos QR de la Argentina, Mercado Pago -que tiene más de 500.000 comercios asociados a este medio de cobro– “abra” sus códigos a los bancos y permita a sus aplicaciones participar de estas operaciones, que son las que mueven los mayores volúmenes de dinero, ya que las ventas más grandes se dan en pagos a crédito.

También significará el fin del Débito Inmediato (Debin) como mecanismo de fondeo de las billeteras virtuales y su reemplazo por el mecanismo de “Transferencias Inmediatas Pull”.

El miércoles último, un comunicado de las cuatro entidades que nuclean a los bancos del país sostuvieron que la medida “representa un nuevo paso hacia la democratización y competencia de los medios de pagos”.

En tanto, desde Mercado Pago -la principal empresa proveedora e impulsora de códigos QR del país- habían señalado que el sistema de Transferencias Inmediatas Pull “todavía tiene fallas técnicas y bajo nivel de efectividad. Por lo tanto, nuestros usuarios podrán sufrir inconvenientes a la hora de mover sus fondos”.

Fuente: Telam