El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció las nuevas restricciones  en la provincia de Buenos Aires para mitigar la expansión de la pandemia y trazó un diagnóstico de la situación actual que se enfrenta en el AMBA.

“En las terapias intensivas se libra una guerra contra la muerte”, afirmó Kicillof y advirtió que se cobrarán multas a los que no cumplan las medidas.

En conferencia de prensa, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, consideró que “no es momento de tomar decisiones mirando encuestas” porque su gestión “no está en campaña electoral” y adelantó que seguirá con el sistema de fases en el distrito, al anunciar las nuevas restricciones que se aplicarán para contener la propagación de casos de coronavirus.

Al referirse a la dramática situación que se atraviesa actualmente en relación con la segunda ola de contagios, Kicillof afirmó que “en las terapias intensivas de los hospitales se libra una guerra contra la muerte”, y aseguró que es una realidad “que no se puede negar”, al anunciar las nuevas restricciones que se aplicarán en el distrito para contener la propagación de casos de coronavirus.

Asimismo, anunció la ampliación del servicio alimentario escolar en la provincia para alcanzar a 2 millones de niños, niñas y adolescentes, entre una serie de medidas destinadas a inversión social y productiva para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus.

El gobernador informó además el incremento en un 35% del haber mínimo para los jubilados y pensionados bonaerenses, la ampliación en un 50% del presupuesto para la compra directa de alimentos, y un incremento por 50 millones de pesos para Fondo de Cultura y Turismo, al encabezar en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno, en La Plata, la conferencia de prensa, donde anunció la adhesión en territorio bonaerense de las medidas anunciadas esta mañana por el presidente Alberto Fernández.

En otro orden, Kicillof adelantó que se aplicarán multas de “hasta cuatro millones de pesos” para quienes no cumplan las restricciones sanitarias.

Y en ese sentido, dijo que a pesar de las medidas “efectivas” que tomó el gobierno nacional para detener la curva de contagios de coronavirus “la situación es complicadísima” con un sistema sanitario que está al “límite”, particularmente en el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

“Logramos detener el crecimiento aceleradísimo que teníamos pero con eso no alcanza”, advirtió Kicillof y agregó que la “meseta” en los contagios alcanzada “involucra seguir con estos grados de tensión del sistema sanitario, que está al borde del colapso”.