Lo aseguró Malena Galmarini, titular de AySA en declaraciones a la prensa.

“Garantizamos el servicio que se le brinda a más de 10 millones de usuarios. El agua en este momento más que nunca es un servicio esencial” aseguró la funcionaria.

Además, Galmarini informó “cerramos las oficinas comerciales por lo que la comunicación tiene que ser por canales alternativos digitales”. “Los líquidos tratados en la empresa tienen calidad internacional, nosotros garantizamos no bajar la calidad. Hoy tuvimos pequeños inconvenientes que tienen que ver con la interpretación. El proceso de potabilización es largo y complejo. Ya desde antes trabajamos para garantizar toda la cadena de producción”.