El intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, disparó las alarmas al señalar que la brusca caída de la recaudación  deja a varios municipios al borde de la imposibilidad de afrontar compromisos con proveedores y hasta, en algunos casos, de no poder pagar sueldos, si esta cuarentena se extiende demasiado.

El jefe comunal peronista añadió que “en lo inmediato tenemos necesidades de alimentos, el número es incierto porque no lo sabemos, y la Nación nos está ayudando con un programa rotativo, con un fondo de 10 millones de pesos. Nosotros estimamos que en nuestro distrito vamos a tener que asistir a unas 40 mil familias, el doble de los que ayudamos en este momento. Y  también un montón de requerimientos sanitarios, aunque tenemos partidas adicionales para insumos y para pagarle un plus a los trabajadores sanitarios”.

En cuanto a la situación financiera de los municipios, Gray consideró que “la Provincia tuvo una caída real del 51% de su recaudación, y los municipios, en promedio, estamos en cifras similares, pero no estamos en condiciones de estimar el monto total de ayudas que necesitaríamos para paliar los desequilibrios de los municipios. En ningún lugar del mundo pueden hoy estimar el impacto económico.

En tal sentido, anticipó que “sí puede haber problemas para pagar sueldos, estamos hablando de más adelante si eso persiste, no es el mes que viene”.  
Acerca del futuro inmediato y de las dificultades financieras que causará la pandemia en las cuentas de los distritos, el vicepresidente del PJ bonaerense dijo que “cuando se salga de la cuarentena hay que analizar bien la situación, porque acá tenemos tres tipos de municipios.

Están en primer lugar los que venían necesitando ayuda financiera desde antes del Covid-19; otros que están más o menos equilibrados y que tienen algunos pequeños ahorros, y que en 60 días esos ahorros se les van a acabar y van a tener problemas hasta para pagar sueldos; y un tercer grupo que son municipios que tienen ahorros suficientes como para aguantar mucho más tiempo y probablemente no necesiten ayuda financiera, que serán los menos pero los hay”.

“La Provincia dio un fondo coparticipable de 300 millones, un pequeño fondo para las cosas inmediatas, y el Fondo de Infraestructura Municipal, que son 2 mil millones, que también suma para mover la economía. Eso sin contar los convenios con la Nación, que son para obra pública y generar empleo”, añadió.

Y finalmente evaluó que “de persistir esta situación, en sesenta días vamos a tener problemas. Hay que ver hasta cuándo sigue la cuarentena y si se van liberando algunas actividades”.