Lo remarcó el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan. Dijo que el pase sanitario que apuesta a implementar la Provincia “no es una restricción”, sino “un estímulo a los vacunados” contra el coronavirus.

Señaló que, si bien el aforo de los distritos que están en Fase 2 “ahora es de cero”; de acuerdo a la nueva normativa será de “un 30 por ciento si las personas están vacunadas”. Mientras, los partidos que están en la Fase 3 actualmente con un 30 por ciento de aforo “pasarán al 50 por ciento”; pero “ese 20 por ciento extra debe estar vacunado”.

En ese sentido destacó que el pase sanitario “no es una restricción” para las personas que no están inmunizadas.
“Estamos estimulando y reconociendo al que se vacunó. Es un estímulo a la vacunación”, explicó, a la vez que aclaró que la iniciativa “por supuesto se acompaña de medidas de cuidado”.


Gollan precisó que de los 10 millones de mayores de 18 años anotados, 8.7 millones ya están vacunados con al menos una dosis. Destacó el “camino descendente” en la curva de contagios, y anticipó que el paso siguiente será la ampliación de los “aforos”.

“Con las variantes de circulación comunitaria, con la vacunación; con la gente que se inmunizó por haber tenido la enfermedad y con las medidas de cuidado, que cada vez es cierto, están más relajadas; estamos en un camino descendente”, manifestó.

Por otra parte, el funcionario provincial indicó que “si entra la variante Delta, el criterio es que aumenten los infectados, pero no fallecidos”; por el efecto de la campaña de vacunación.