“Estoy muy contento y esperanzado por las últimas noticias. La Agencia Europea de Medicamentos realizará una revisión acelerada del prototipo de la vacuna de la Universidad de Oxford y la farmacéutica AztraZeneca”. Lo dijo Pablo Andrés Berra, el primer argentino en recibir esa vacuna experimental, quien vaticinó que la pandemia “pronto será un recuerdo”.

El argentino nació en Lomas de Zamora, pero se crió en Santiago del Estero. Vive hace varios años en Sudáfrica, donde se alistó como voluntario de la vacuna. “Ya llevo tres meses como voluntario y esta noticia sería el último paso antes de su aprobación. Así que estoy muy contento de que ya estemos llegando al final del túnel,” dijo.

“Una vez que termine esta revisión se aprobaría la vacuna y comenzaría con Inglaterra y ese mismo día los demás países pueden empezar a probarla. Por lo que confío plenamente en esta vacuna y ojalá sea pronto su aprobación”, dijo.

En cuanto a su proceso como voluntario, explicó que “todo va saliendo bastante bien. Fui 14 lunes seguidos al laboratorio de Wits aquí en Sudáfrica. Todos los resultados siempre fueron muy buenos, ya que cada lunes me hacían hisopados y análisis”.

En ese sentido añadió: “ahora tengo como unas vacaciones de controles, porque hasta enero no vuelvo a ir al laboratorio. Ya he cumplido con todas las etapas que era necesario cumplir”.

“Hace un mes que me pusieron la segunda y última dosis, a pesar de no ir al laboratorio sigo con el control vía celular. Debo ir comentando si hay algo fuera de lo común o si cambio mi rutina”, manifestó. Y destacó que hasta ahora “todo va saliendo perfecto y estoy contento”.

Berra se mostró esperanzado con la vacuna Oxford, aunque también dijo que las demás que están en la última fase “van bastante bien; así que en buena hora, por lo que confío que pronto saldremos de esa pandemia y que esto sea nada más que un recuerdo”.

El argentino dijo que los controles seguirán hasta enero, por más que “la vacuna sea aprobada antes, puede ser antes de fin de año. Yo igual tengo que seguir yendo en enero, porque aún falta saber qué duración tienen los anticuerpos y si llegara a haber algún problema”.

Berra aseguró: “yo le tengo mucha confianza a esta vacuna de Oxford, a pesar de que hubo un par de interrupciones. Pero es lo normal que estas cosas pasen, porque somos más de 30 mil los voluntarios y puede ser que alguno tenga que ser hospitalizado”.

En ese aspecto detalló que “la primera pausa fue a principios de julio. Un voluntario de Inglaterra tuvo un problemita de salud y un grupo de médicos independientes determinó que no tenía nada que ver con la vacuna. Le dieron el alta y todo bien”.

“Luego pasó hace unas semanas. Una mujer tuvo que ser hospitalizada y un comité independiente determinó que la vacuna es fiable y se siguió con el proceso de vacunación”, comentó.

“Y capaz que esto vuelva a pasar. Somos muchísimos voluntarios y alguno por algún motivo puede ser hospitalizado. Y seguramente, si pasa, Oxford volverá a pausar la vacunación y analizar que pasó y después seguir”, sostuvo.