Protagonistas del sector turístico tanto del ámbito público como del privado observan un horizonte complejo para 2024 en función de los ajustes de la economía que lleva adelante el gobierno nacional y van preparando el terreno para que los “daños” impacten de la menor manera posible, según un relevamiento realizado por el periodista Alejandro Delgado Morales para AgenHoy radio.

Desde las Cámaras Gastronómicas y Hoteleras, por ejemplo, temen por cómo harán los diferentes establecimientos para poder hacer frente a los aumentos de tarifas e incrementos diversos como consecuencia de las decisiones económicas que en términos futboleros les “corren el arco” en función de cómo venían desarrollando las actividades.

En tanto, las autoridades turísticas provinciales o de tradicionales destinos como Bariloche, se esmeran por apelar al “ingenio” para encarar el nuevo escenario, que a todas luces reportará sobre una significativa merma de turistas nacionales.

La desaparición del programa PreViaje y la inversión nacional sobre obras de infraestructura vinculadas con el turismo, constituyen otra arista con rebote en las débiles arcas provinciales y/o municipales.

Desde el gobierno nacional apuestan al desembarco de turistas extranjeros durante el invierno, principalmente, pero en el sector no creen que alcance a equiparar el déficit que arrojará el movimiento interno.

“Entre sostener la Prepaga o la cuota del colegio privado y tener que destinar dinero a servicios turísticos, la elección es clara”, reflexionó uno de los principales dirigentes del sector privado, al compartir su preocupación.

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA, ACÁ: