La información, que surge de un relevamiento del ministerio de Salud bonaerense, asegura que se debe a la pandemia y a las medidas de aislamiento.

Según un informe presentado por el ministerio de salud de la provincia de Buenos Aires, la cobertura de vacunación del Calendario Nacional bajó entre un 35 y un 40 por ciento en promedio durante 2020, por eso, insisten en que se completen los esquemas de grandes y chicos para evitar el riesgo de re-emergencia y brotes de enfermedades tales como tos convulsa, meningitis, sarampión o varicela, entre muchas otras.

El Calendario Nacional que rige en Argentina y es modelo en Latinoamérica, contiene 19 vacunas obligatorias y gratuitas para proteger de múltiples enfermedades a bebés, niños, niñas, adolescentes y adultos.

“En la Provincia de Buenos Aires como en muchos otros países las coberturas vacunales del Calendario se vieron disminuidas a raíz del aislamiento al que nos vimos obligados por la pandemia de coronavirus”, explicó Patricia Campos, directora del Programa de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles del ministerio de Salud bonaerense. Y en ese sentido instó “es fundamental que la gente vuelva a los vacunatorios, que padres y madres tomen las medidas de prevención necesarias que todos conocemos para COVID y lleven a sus hijos e hijas a vacunarse, la meta es que no queden expuestos a enfermedades potencialmente graves que son prevenibles con vacunas obligatorias y gratuitas”.

Por otro lado, con respecto al movimiento anti-vacunas que provocó la reaparición de enfermedades controladas como el sarampión sobre todo en países de Europa, la funcionaria, dijo que “no vacunar a un/a niño/a es limitarle un derecho que es el derecho a la salud, por eso les digo a las mamás y papás de niños y niñas que tienen que asesorarse técnicamente, que mucho de lo que circula es información falsa y que está probado que vacunarse es la mejor manera de evitar enfermedades y brotes que son perfectamente prevenibles con las inmunizaciones”.