El gobernador Axel Kicillof, afirmó hoy que no se autorizará en el conurbano la apertura de “centros comerciales ni grandes ferias”. Aclaró que “sólo los locales barriales van a poder trabajar”.

En declaraciones radiales, Kicillof evaluó que ayer fue un día “aleccionador en términos de números”. En la Ciudad de Buenos Aires se registraron 165 nuevos casos y 51 en la provincia. Dijo que eso “hace tomar conciencia del peligro que se corre”.

El gobernador reiteró que “un error se paga con vidas” . Por eso dijo que en la región metropolitana “la apertura de comercios será solo barrial. Consumo barrial y oferta barrial”.

“Habilitaremos comercios de cercanía con trabajadores de la zona y para clientes del a zona. Como hacíamos hasta ahora con los supermercados de la zona. Ahora será para otros comercios y con un protocolo muy estricto de cuidados de higiene”, describió.

“En la provincia vamos a empezar a aplicar protocolos muy estrictos que incluyen transporte propio para la habilitación de algunas empresas y fábricas”, remarcó Kicillof.

En ese tono, expuso que el transporte público continuará permitido “sólo para las actividades esenciales. Porque implica mucho riesgo de contagios y pone a viajar al virus, llevándolo de un lugar donde está a donde no está”.

Sostuvo que “la problemática en la provincia de Buenos Aires es mayor que en la Ciudad”. Estimó que “no puede haber tránsito hacia Capital porque vamos a diseminar el virus”.

Subrayó el gobernador durante la entrevista que por la gran cantidad de barrios vulnerables “hay que tener muchísimo cuidado”. Planteó que se viene “de un aislamiento muy fuerte con buenos resultados”, por lo que analizó que “no nos tiene que ganar la ansiedad” porque se corre el riesgo de “meter la pata”.

Reiteró que se ejercen “presiones” para que se levante la cuarentena, e insistió con que “se irán liberando actividades en la medida en que se pueda, pero no más allá de lo aconsejable para la salud”.

Acerca de las fake news

Por otro lado, rechazó las “operaciones mediáticas” que hacen un “enorme daño” al referirse a la fake news que circuló por redes sociales y que indicaba que la provincia entregó arroz con la inscripción “Gestión Kicillof”.

Dijo que le da “lástima que cierta gente que no pueda salir de ese lugar cuando todos los argentinos estamos viendo cómo hacer para evitar contagios y fallecimientos por coronavirus”. Y rememoró que “hace una semana nos acusaron a Alberto y a mí de liberar presos cuando es una decisión que no puede ser nuestra”.

“Van a seguir. Pero nuestra respuesta es seguir trabajando para cuidar a la gente”, continuó el gobernador. Pero aclaró que “una parte importante de la oposición, sobre todo quienes tienen responsabilidades de gestión, acompañan y buscan acuerdos”.

Kicillof también hizo mención a la vuelta del fútbol. Manifestó que, “en la medida que sea posible y recomendable, vamos a acompañar las medidas que se tomen a nivel nacional. Vendría bien ese esparcimiento durante la época de aislamiento”.