El presidente Javier Milei anunció que en los próximos días se lanzarán "vouchers para poder comprar útiles escolares, como una forma de contención a la clase media" así como una ayuda para hacer frente al pago de los colegios privados.

“Va a haber vouchers y financiamiento para alumnos. Están trabajando los ministros (Sandra) Pettovello y (Luis) Caputo. Estamos muy cerca de anunciar eso", dijo Milei en declaraciones formuladas a la radio La Red.

"Vamos a incorporar un mecanismo de asistencia de clase media para que los chicos no pierdan el colegio porque la situación en la cual se te caen los ingresos y tenés que cambiar al chico de colegio no solo es traumatizante para los padres sino también para los chicos", anticipó el Presidente y dijo que esa ayuda también incluirá "vouchers para comprar útiles escolares".

Los gobernadores “siguen pensando con la lógica del círculo rojo”

Milei señaló además que los gobernadores provinciales “siguen pensando con la lógica del círculo rojo”, al renovar sus críticas a los mandatarios por no querer ajustar el déficit de sus distritos.

Al ser consultado por el resultado del tratamiento del proyecto de ley Bases, el mandatario insistió en que fue “un triunfo rotundo” ya que el rechazo parlamentario sirvió para que se “acomodaran las fichas” por “orden espontáneo”, y para que se pusiera en evidencia quiénes están "del lado de la libertad y quiénes son colectivistas” que defienden “intereses particulares” y “privilegios de casta”.

Fue en ese momento en el que volvió a apuntar contra los gobernadores que -según Milei- “no la ven”.

LAS PROVINCIAS SE TIENEN QUE AJUSTAR Y NO HABRÁ MÁS OBRA PÚBLICA

Milei subrayó que no habrá más “obra pública” al ser “un mecanismo furioso de robo” y que las obras de infraestructura, como el Gasoducto del Norte, dependerán de la “iniciativa privada”, al tiempo que indicó que las provincias tendrán que recortar o redireccionar partidas si quieren continuar subsidiando al transporte, tras el retiro de fondos por parte de Gobierno.

Consultado por el pedido del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof de reactivar las obras públicas con financiamiento nacional en las provincias, Milei señaló, de forma tajante, que “no hay más obra pública”.

“Se cortó totalmente la obra pública. Es un mecanismo furioso de robo. Si hay una iniciativa privada, que se haga”, insistió hoy el Presidente en una entrevista que brindó esta mañana a la radio La Red.

En ese sentido, en el caso del proyecto de reversión Gasoducto del Norte, que ya fue licitado, afirmó que “lo podría hacer también el sector privado”.

“Le hicieron pompa al (Gasoducto) Néstor Kirchner y, al lado, hay uno hecho por el sector privado”, manifestó el mandatario.

Las obras de infraestructura fueron uno de los temas que se tocaron en la reunión que manutuvo Milei a principios de febrero con el CEO del fondo BlackRock, Larry Fink, según indicó el Presidente.

“Estuvimos hablando de las posibilidades que había en Argentina en función de los fondos que tienen y los tipos de asociaciones que habría con privados para poder avanzar en los regímenes de iniciativa privados. Ellos están muy interesados en el caso argentino. Llevamos muchos años de desinversión y el stock de capital está muy deprimido. Son inversiones de alto retorno con instrumentos muy largos en donde hay una oportunidad de negocios fenomenal”, señaló el mandatario.

En ese marco, Milei aclaró que el proyecto de ley “Bases” incluía un capítulos fiscal que permitía a las provincias tener un mejor tránsito en el recorte de su déficit fiscal, pero que los mandatarios provinciales leyeron ese gesto del gobierno como un signo de “debilidad” y apostaron a “rapiñar” dos puntos del PBI”.

El Presidente señaló que mientras el Gobierno central debió recortar un déficit de 15 puntos las provincias en conjunto deben hacer el esfuerzo por 1 punto y llamó a las jurisdicciones a “dejar de hacer recitales a beneficio y pagarle a los docentes”.

Al respecto, confirmó que no le corresponde a la Nación pagar el Fondo Educativo Docente y también ponderó la quita de subsidios al transporte.

“El gobernador de Córdoba se quejaba de que se caían 20 mil millones del subsidio al transporte. Gasta 26 mil millones en pauta oficial para que hablen bien de él”, cuestionó.

En el camino del déficit cero, subrayó que tampoco hay obra pública, a la que calificó de “mecanismo de robo furioso” y puso como ejemplo la ejecución del Gasoducto del Norte: “Que lo haga el sector privado”.

Fuente: Telam