El Instituto Nacional de la Yerba Mate y la Cámara de Productores evaluarán la efectividad de los bioinsumos para combatir plagas en la yerba mate. El objetivo es asegurar la inocuidad y la calidad del alimento que llega a todos los consumidores.

Así lo aseguró Verónica Scalerandi, ingeniera agrónoma del INYM en diálogo con #EntreAmigos por Agenhoy Radio. Explicó que el instituto viene comprometido hace muchos años en generar un cultivo sustentable, que además de natural y saludable sea inocuo. Que no tenga ningún residuo químico para el consumidor. En ese sentido hace unos años venimos trabajando en conjunto con SENASA, y ahora comenzamos a articular con la Cámara de Productores de Bioinsumos”.

“Trabajamos en conjunto con varias instituciones para generar tecnologías de producción más limpias. La idea es cuidar al consumidor para que siga tomando mate”, agregó.

La ingeniera detalló que el INYM tiene 3 premisas. “Conservar el suelo, porque sin suelo no hay agricultura; conservar la planta, significa hacer una buena poda, una buena tarefa; y conservar el medio ambiente a partir de la incorporación de árboles porque el sol o las heladas perjudican la planta. Todo este manejo disminuye mucho el laboreo con maquinarias, y eso también es un ahorro”.

¿Será más cara?

Con respecto al incremento del precio de la yerba, la ingeniera señaló que “la idea no es la certificación como un producto más caro, sino generar un producto más sustentable en la provincia”.

Detalló que “partimos de un buen lugar, en yerba mate casi no se usan insumos químicos, sólo algunos fertilizantes. El SENASA casi no tiene ningún producto químico autorizado para la yerba, que tradicionalmente se hace en forma natural. Pero tenemos suelos y plantaciones muy degradadas. Entonces estamos trabajando en recuperar los suelos y las plantaciones, pero elegimos un paquete tecnológico que tenga que ver con cubiertas verdes, árboles y el uso de bioinsumos. En 3 o 4 años se ve el mejoramiento de todo el sistema.

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA ACÁ