El periodista Eduardo Anguita analizó las repercusiones tras la toma del Capitolio estadounidense que provocó una conmoción política mundial.

El Congreso de Estados Unidos ratificó al demócrata Joe Biden como ganador de los comicios presidenciales, luego de que violentos manifestantes irrumpieran en el Capitolio en un intento de revertir el resultado electoral, socavar la democracia del país y permitir que el mandatario republicano saliente, Donald Trump, siguiera en la Casa Blanca.

Con el país aún conmocionado por los disturbios, que dejaron cuatro muertos, el vicepresidente republicano Mike Pence certificó el voto de 306 electores a favor del candidato demócrata, frente a los 232 logrados por Trump.

“Donald Trump fue el promotor de esta insurrección”, aseguró el periodista.

Fuente: El español

Luego del caos sembrado por los partidarios del mandatario saliente durante horas hasta ser desalojados por la policía, los legisladores resolvieron continuar la noche del miércoles con el proceso de validación de las elecciones, en una muestra para el país y el mundo de su compromiso con la voluntad de los votantes y una transferencia pacífica del poder.

“En un país dividido por la xenofobia de Donald Trump, un senador de origen afroamericano le dio la mayoría a los demócratas”, señaló el analista.

El proceso se realizó con la nación en alerta y la ciudad de Washington bajo un inusual toque de queda decretado tras los disturbios, que dejaron cuatro muertos.

El Congreso volvió a sesionar al caer la noche, en medio de condenas a las protestas de legisladores de ambos partidos y con la determinación de certificar el triunfo de Biden, así llevara toda la noche.

“Se dieron un cúmulo de cosas que arrinconaron al Trumpismo”, remarcó Anguita.

Pence reabrió el procedimiento en el Senado dirigiéndose directamente a los manifestantes: “Ustedes no ganaron”, dijo.

El líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, dijo que la “insurrección fallida” dejó en evidencia el deber del Congreso de confirmar la victoria de Biden.

Fuente: abc.es

¿Quién era la mujer que murió de un disparo?

La mujer que murió el miércoles tras participar de un asalto a la sede del Congreso en Washington fue baleada por la policía del Capitolio de un disparo en el pecho, anunció anoche el jefe de la policía de la capital estadounidense.

La víctima, una exmilitar y ardiente seguidora del presidente Donald Trump, se llamaba Ashli Babbitt, y vivía en el sur de California, reportaron medios estadounidenses citando a su familia.

“Esa mujer viajó desde California por tierra y publicó sus mensajes en redes sociales todo el tiempo”, sostuvo Anguita.

Militar durante 14 años, Babbitt realizó cuatro despliegues con la Fuerza Aérea de Estados Unidos, según la cadena de televisión KUSI, que afirma haber entrevistado a su esposo.

La policía además realizó 52 arrestos, incluyendo 26 dentro del Capitolio. La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, anunció una extensión del estado de emergencia por 15 días hasta la jura de Biden el 20 de enero, ante temores de nuevas acciones violentas de los simpatizantes de Trump, que se niega a reconocer su derrota.

COMPARTIMOS EL INFORME COMPLETO