Intendentes del Área Metropolitana de Buenos Aires celebraron la implementación del Programa de Fortalecimiento de la Seguridad. Lo puso en marcha hoy el presidente Alberto Fernández desde la residencia de Olivos. Comenzará a implementarse en el Conurbano.

Fernando Espinoza, Gustavo Posse, Alberto Descalzo y Gustavo Menéndez, entre otros jefes comunales, participaron del lanzamiento. Apoyaron la iniciativa que se desarrollará en el Conurbano con una inversión de 10.000 millones de pesos.

“Este programa va a traer cambios sustanciales en nuestros distritos”, expresó el intendente del partido bonaerense de Merlo, Gustavo Menéndez.

Agregó que se trata de un “anuncio histórico y de los más grandes de los últimos tiempos”. Participó del acto de lanzamiento del programa de seguridad que comprenden una inversión de 10.000 millones de pesos; y el despliegue de miles de efectivos policiales en el Conurbano.

“La inseguridad es un monstruo de mil cabezas que responde a distintos orígenes, y el abordaje debe ser multidisciplinario. Por eso, el Estado Nacional está trabajando, fortaleciendo la salud, la educación, la cultura, y el deporte. En un momento de pandemia que es muy difícil para todos”, remarcó Menéndez.

Por su parte, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, destacó que la presentación constituyó “un fuertísimo acto de república”. Porque fueron convocaron los intendentes “sin distinción de bandería política para llevar adelante un plan que atiende los problemas de la gente”.

El jefe comunal radical sostuvo que “el problema de la falta de seguridad debe abordarse de manera multidisciplinaria. Pero también se requiere una acción directa, como por ejemplo el programa Paradas Seguras. Son cámaras para cuidar a los trabajadores cuando están esperando el colectivo”.

Los aportes

El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, aseguró que el plan presentado hoy en Olivos “tendrá una inversión de 10.000 millones de pesos”. Incluye la formación de “10.000 nuevos policías en universidades del Gran Buenos Aires” junto con la adquisición de “2.600 patrulleros”.

Espinoza habló con la prensa en la Quinta de Olivos. Señaló que “el gobierno anterior dejó 3.000 efectivos, cuando en 2015 había 5.300 policías”. Graficó así “cómo se fue deteriorando la condición de seguridad en la provincia de Buenos Aires”.

También el intendente del partido bonaerense de Ituzaingó, Alberto Descalzo, destacó hoy el programa. Indicó que “es muy importante, por la ayuda” que van a recibir y “la articulación que se genera entre Nación, provincia y los municipios”.

El jefe comunal agregó que “el aporte de Gendarmería, la ayuda en la compra de vehículos; todo lo que tenga que ver con las cámaras y el software para tener más seguridad es fundamental”.

“También tendremos una mejor preparación de la policía local. El tema de los botones antipánico, los patrulleros, todo es importante. Pero sobre todo la articulación entre la Nación, la provincia y los municipios”, concluyó Descalzo.