Gustavo Girado es el director de la “Especialización en Estudios en China Contemporánea” en la Universidad Nacional de Lanús. Desde su perspectiva, la relación entre ambos países es asimétrica, pero de una "complementariedad extraordinaria". Para él, eso sirve para proyectarnos al futuro.

En diálogo con #EntreAmigos, el experto señaló que "China es hoy la economía más grande del mundo, con su macroeconomía muy consolidada es la vanguardia de la economía mundial. Mientras, Argentina tiene una macroeconomía muy débil, con muy poca espalda porque financieramente estamos destruidos. Argentina es altamente dependiente de cosas de las que China tiene sobrada oferta. Ofrece al mundo financiamiento, tecnología e infraestructura, 3 cosas de las que Argentina carece totalmente".

Sin embargo, destacó que "todo lo que exporta Argentina constituye la canasta de importación de China. Por lo tanto hay una complementariedad extraordinaria. Si uno con eso no hace algo que sirva para proyectarnos al futuro, uno tiene serios problemas políticos".

Respecto de la posibilidad de abastecer el mercado chino con ciertas producciones, aclaró que "Argentina no tiene escala para ningún producto masivo. Cuando tracciona la demanda china altera los mercados globales. China no sólo es muy grande, es mucha gente también", señaló.

Agregar valor a la producción primaria

Girado puntualizó que "si Argentina consiguiera transformar en el territorio los productos primarios para enviar productos un poco más sofisticados serían pasos hacia adelante. Es el caso del debate sobre la producción porcina. China es el principal productor pero también el principal consumidor de carne porcina del mundo. Con la peste africana se encontró con que tenía una demanda insatisfecha, y de ahí vienen muchos proyectos de inversiones chinas en territorio argentino para abastecer el mercado chino. Esa es una de las variantes, transformar proteína vegetal en proteína animal con el agregado de valor".

Otra posibilidad es que "Argentina podría integrar con su capacidad tecnológica diversos segmentos de las cadenas globales de valor de productos mucho más sofisticados. Y ahí ya no hablamos en absoluto de productos primarios, agroalimentos o carne porcina o vacuna", finalizó.

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA ACÁ