Lo dijo el presidente Alberto Fernández al encabezar este mediodía, por videoconferencia, el acto por el Día de la Construcción.

Fue en la planta L’Amalí, de Loma Negra, en el partido de Olavarría, que ampliará sus instalaciones con una inversión de 350 millones de dólares. “La construcción es el motor que va a encender la economía; que va a dar trabajo. Y por eso le hemos prestado tanta atención”, expresó el mandatario. Anticipó que el Presupuesto del año entrante implicará “que la inversión en obra pública se multiplicará por dos, para llegar al 2.2 por ciento”.

“Esa obra pública se necesita para terminar las viviendas abandonadas en 2015. Queremos darle prioridad porque serían soluciones para miles de familias”, explicó el Presidente. “Y para impulsar la construcción de nuevas viviendas para los sectores medios a través de créditos hipotecarios posibles”, agregó.

Ley de abastecimiento

El Presidente advirtió que el gobierno “caerá con todo el peso de la ley de abastecimiento donde veamos que alguien está acaparando recursos para la construcción”.

Agregó en ese sentido que “ahí veo una nefasta actitud tratando de especular con un mejor precio en el futuro. Y no voy a permitir que eso ocurra”.

En el Día de la Construcción, que se celebra el 17 de noviembre, el mandatario felicitó “a los empresarios y trabajadores”. Con ellos “nos hubiera gustado celebrar hoy que la construcción es un motor central para el desarrollo económico argentino”, expresó.

En tanto, el presidente de la CAC Iván Szczech explicó que “esta gran obra de Loma Negra permitirá a la Argentina tener mayor capacidad para construir”. Y ponderó “la acertada y rápida decisión del Gobierno de promover los ATP”, en el marco de la pandemia por COVID-19. Constituyó una “herramienta que valoramos y reconocemos ya que ayudó al 63 por ciento de nuestras empresas, llegando a 183 mil trabajadores de nuestra industria”, señaló.