En el marco del aislamiento social obligatorio, pudo saberse que la facturación de las empresas dedicadas a la construcción llegó a desplomarse hasta 100%, convirtiéndose así en el sector más afectado y en donde están en riesgo casi 383 mil trabajadores.

Las conclusiones surgen del propio gobierno en un informe elaborado por el Comité de Evaluación y Monitoreo, publicado en el Boletín Oficial. El reporte hace un análisis pormenorizado de los efectos del aislamiento sobre los rubros más afectados, pero advierte que el descenso abrupto de las ventas “también está teniendo impacto en ramas que, a priori, habían sido consideradas como relativamente poco afectadas (por estar exceptuadas de la cuarentena, o por tener un alto potencial para el teletrabajo)”, lo cual “incrementa las probabilidades de que las firmas cierren” y se produzcan despidos.

De acuerdo al relevamiento realizado a partir de datos de la AFIP, la caída de más del 50% nominal promedio en la facturación de Hoteles y Restaurantes y Servicios artísticos, culturales y de esparcimiento es una consecuencia natural de las medidas tomadas para combatir el coronavirus, pero el parte oficial enciende una luz de alarma por toda otra serie de rubros que en principio no estaban afectadas, pero también sufrieron un recorte significativo en sus ingresos.

Por ejemplo, en la “construcción de obras para el transporte” la baja promedio fue del 53,3% en comparación al año pasado, pero las firmas con peor desempeño llegaron a facturar hasta un 100% menos. Este segmento emplea a unas 36.631 personas.

Por su parte, el rubro “Movimiento de suelos y preparación de terrenos para obras” redujo sus ingresos un 36% en promedio pero también si se toma en cuenta el cuarto de las empresas con peor desempeño, el derrumbe también fue del 100%.

Situación similar se observa en los “Servicios relacionados con la construcción”, cuya contracción promedio en la facturación fue del 15,5% pero en el cuartil 1 el desplome se extiende al 98,3%, en tanto para la venta de materiales el recorte fue del 44,7% y 72,7%, respectivamente, siendo el que tiene mayor número de trabajadores formales entre los sectores perjudicados, con casi 47.000 puestos.

Por el contrario, el rubro Matanza de ganado bovino facturó un 48% más, y los Operadores de TV por suscripción un 22,6% más, ya que se encuentran dentro de los rubros menos afectados por la cuarentena.